confianza en uno mismo
Jorge Lucas

Jorge Lucas

psicólogo • formador • divulgador
autor y responsable de Lucaspsi Psicología

Con confianza: seis pasos para dejar de dudar de ti mismo

Es muy probable que a todos nos falte esa confianza, seguridad en uno mismo, serenidad ante una nueva situación o reto, etc., en algún área de nuestra vida. Y es totalmente normal: la confianza se aprende y nadie tiene confianza en todo lo que hace durante el día. (Artículo basado en una entrada de Instagram de mi otra cuenta de divulgación de la psicología @sabioplacer).

¿Y qué podemos hacer para mejorarla?

1.Mejorando tu autoestima. Para ello recomiendo cuidar las distintas patas que sostienen dicha autoestima: la autoimagen (mejora tu aspecto, viste de forma expresiva, ten un aspecto aseado); el autoconcepto (lo que te dices a ti mismo, lo que piensas que eres, etc.); y el amor que te das y te han dado, quiérete, aunque no hayas tenido todo el afecto que necesitabas de niño, siempre puedes darte afecto y hacerte querer. Lo importante es el presente. Sé amable contigo mismo.

2. Primero viene la acción, luego la sensación de confianza, porque nunca pasa al revés (sí, lo sé, es algo contraintuitivo, pero es así). A tal efecto, recomiendo ir paso a paso, incrementando la dificultad de tus retos de forma progresiva. Por ejemplo, es mejor aprender a hablar en público con una audiencia de cinco personas y luego ir incrementando la cantidad de tiempo y de público, y no comenzando con el discurso de graduación con más de 100 personas. Eso no funciona y probablemente lo acabarás odiando.

3. Conoce y apóyate en tus fortalezas. No hay nada más óptimo que mejorar en lo que ya tienes talento de partida. Para conocer tus talentos te recomiendo pasar el cuestionario Vía de Fortalezas (en línea) y también preguntar a cinco personas de tu entorno que te digan qué admiran de ti o en qué eres bueno. Otra forma sería hacer «inventario» de tus habilidades desarrolladas y logros que hayas conseguido hasta ahora.

4. Guíate por tus valores, compárate solo contigo mismo. Está bien saber cómo piensan los demás y estar al tanto de tu reputación, pero no te obsesiones con ello. Las personas más felices y que han desarrollado su sabiduría son las que siguen su criterio y su propia escala de valores, o lo que realmente te llama, te hace vibrar y sentirte coherente. Solo con eso habrás desarrollado una buena confianza y éxito personal. Estarás a gusto en tu piel.

5. No caigas en el exceso de confianza. Por poner un ejemplo, es evidente que si no te has preparado para pilotar un avión, jamás te vas a poner a pilotar uno, por mucha confianza que tengas en ello. Quizá el ejemplo sea algo exagerado, pero no va muy desencaminado con lo que ocurre en la realidad, ya que si una persona no ajusta su grado de confianza con la realidad y sus verdaderas competencias, se va a frustrar mucho o va a tomar decisiones que la pueden perjudicar como, entre otras cosas, apalancarse (invertir endeudándose) en Bolsa porque te «ha dado una corazonada» y perder como consecuencia todo el capital invertido además de quedarse con una deuda significativa.

6. Comprendiendo «la columna vertebral» de la confianza en uno mismo (de la psicóloga y terapeuta Christèle Albaret). Esta psicóloga francesa propone una metáfora muy interesante en la que la confianza en uno mismo es la resultante de varias partes de una columna vertebral (del coxis a las cervicales):

6. 1. El amor por uno mismo. Se trata del amor incondicional que se tiene por uno mismo, independiente de los fracasos que se tengan. El amor aportado por los padres, el entorno y el tipo de apego tienen un peso considerable aquí, pero en su defecto, también se puede desarrollar en la vida adulta siempre y cuando se tome conciencia de ello y se empiece a ver la realidad con una mayor perspectiva y menor reactividad.

6.2. La autoestima. Es la valoración que hagamos sobre nuestro valor e identidad. Lo importante es valorarse de forma positiva y apoyarnos como lo haría un amigo cuando nos equivocamos, no como un juez implacable.

6.3. La confianza en uno mismo. Es el nivel más fácil de acceder y desarrollar, dado que está relacionado con las habilidades y competencias que desarrollamos a lo largo de la vida. Cuantas más habilidades desarrollemos, mayor confianza se tendrá en esos ámbitos concretos.

6.4. La autoafirmación relacional. Es la manera de relacionarnos con la gente, cómo hacemos respetar nuestros límites, saber se asertivos (afirmar nuestros deseos y necesidades con educación). Se desarrolla, como los demás tipos de confianza, con la práctica. También es importante ser lo menos suspicaz posible y tener un poco de confianza en la gente y en la vida (la gente no es tan retorcida ni las cosas suelen salir tan mal como uno se imagina).

Conclusión

Espero que tengas una idea mucho más clara acerca de los pasos que tienes que seguir para aumentar tu confianza en ti, pero todo esto no sirve de nada si solo se queda en la teoría: hay que practicar y arriesgarse a equivocarse para que nuestra confianza general aumente (aunque no quiero sonar como el típico coach, hay que salir más a menudo de tu «zona de confort»). No importa las veces que te equivoques, si tienes claro que vas a mejorar, tarde o temprano y recibes la retroalimentación adecuada, progresarás con total probabilidad. Sembrar la confianza es igual que sembrar la sabiduría: al principio no se aprecian los resultados, pero una vez la planta da frutos, estos son realmente jugosos y exquisitos para tener una vida feliz.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Jorge Lucas Pérez.

Finalidad:  gestionar los comentarios que realizas en este blog y mientras se mantenga este post o que decidas eliminar el comentario.

Envío de los datos: 1&1 IONOS España S.L.U., hosting donde está alojada la web, para poder responder tu comentario.

Legitimación: tu consentimiento, por lo que debes entender que la información que des y tu avatar son públicas.

Derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición:  jlucas@lucaspsi.com y consultar mi política de privacidad.